Las integrantes de la Casa tenemos experiencias previas de participación asociativa y de lucha, así como de compromiso con la transformación social y con los derechos de las mujeres.

Somos de diversos países de América Latina, Cataluña y el estado español. Las que hacemos la Casa compartimos nuestros conocimientos profesionales y nuestras experiencias en distintos ámbitos, lo que enriquece nuestro potencial de actuación y transformación.

Nuestros perfiles de trabajo van desde campos como la comunicación y el periodismo, cooperación para el desarrollo, los estudios internacionales, la psicología, la sociología, el teatro, la música, la literatura, la historia, la salud, el coaching, los estudios de liderazgo, y los estudios feministas y de género, entre otros.

¿Cómo nos organizamos?

La Casa en su quehacer cotidiano tiene una estructura horizontal, donde las tareas y responsabilidades se reparten, comparten y rotan de acuerdo a las necesidades y disponibilidad de sus integrantes. Las decisiones sobre la coordinación de actividades y proyectos son tomadas de forma asamblearia.